Semana Santa

Pasión y Muerte cambia su recorrido por las obras en Rodrigo de Triana

pasion y muerte

Este Viernes de Dolores será distinto para Pasión y Muerte, la corporación de ruán negro que hace estación de penitencia a la Parroquia de Santa Ana. Las faraónicas obras de Rodrigo de Triana han obligado a la hermandad a dar un rodeo para alcanzar la Catedral de Triana y regresar a su capilla. 

Rodrigo de Triana era un punto fundamental en el recorrido de Pasión y Muerte, sobre todo para su regreso. Sin embargo, este año las obras de Rodrigo de Triana, que no estarán listas para Semana Santa, obligará a la corporación de silencio a recorrer otras vías alternativas.

En esta ocasión, las obras de Emasesa harán que cuando el crucificado llegue a Pagés del Corro, busque Luca de Tena y Cristo de las Tres Caídas para alcanzar la Parroquia de Santa Ana por la calle Pelay Correa. Una vez realizado el rezo en el interior del templo gótico, el crucificado saldrá de Santa Ana y se dirigirá a Pureza para recorrerla al completo y salir al Altozano. Esto alargará un poco el recorrido hasta llegar a San Jacinto, pero nos permitirá ver al crucificado de Arteaga ante la Capilla de los Marineros, en la que estarán esperando ya la gloria de la Madrugá.

R.T.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X