Actualidad

Queda inaugurada la Plaza Oliver de Triana

El Ayuntamiento de Sevilla inauguró ayer, lunes 30 de octubre, la Plaza Oliver de Triana, nombre con el que queda bautizado el espacio donde convergen las calles Manuel Arellano, Procurador, Marcos Hiráldez de Acosta y Clara de Jesús Montero.

Oliver de Triana, el vecino ilustre que da nombre a la placita, de la que ya contamos su historia reciente y de años atrás en Triana al día cuando se hizo pública la noticia de su nueva denominación, hace referencia a uno de los cantaores trianeros más reconocidos en la historia del flamenco y, especialmente, de los cantes del arrabal, como la soleá de Triana.

Manuel Dorado Oliver vivió durante una etapa de su vida en el Hotel de Triana, donde ya contaba con una placa. Este edificio se encuentra en la placita que ahora lleva su nombre artístico. Oliver de Triana, indiscutible puntal de los cantes alfareros, y su relación con el entorno donde se crió, que actualmente le dedica un espacio a su memoria, permanecen retratados de la misma forma en el artículo enlazado anteriormente.

Falleció a la edad de 83 años en Triana, barrio que le vio nacer en 1906. Pero su legado es inmortal. Por ello, Carmen Castreño, delegada del Distrito Triana, ha inaugurado la Plaza Oliver de Triana junto a representantes de entidades y grupos políticos que conforman la Junta Municipal del Distrito.

Aunque era ladrillero de oficio, nunca se dedicó por completo al cante y en la última etapa de su vida era habitual verlo repartiendo con su camión. Heredero de las soleares alfareras y del Zurraque del gran maestro Ramón el Ollero, nunca grabó ningún disco, lo que no le hizo falta para quedar inmortalizado en la historia del flamenco.

J.F.M.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
X