Este es tu barrio Semana Santa

¿Sabéis quién era San Gonzalo?

San-Gonzalo-PlazaLa Hermandad de San Gonzalo es una institución en Triana con muchos hermanos y seguidores. Son conocidos, fundamentalmente, sus titulares Nuestro Padre Jesús en su Soberano Poder ante Caifás, Nuestra Señora de la Salud, incluso San Juan Evangelista. Pero, ¿quién es el santo que da nombre a la hermandad?

Quizás muchos lo sepáis pero otros tantos trianeros lo desconozcan. Para nuestros vecinos el nombre de “Gonzalo” es algo natural, con lo que se han criado y han convivido desde que nacieron. Es habitual encontrar en Triana a muchos niños bautizados con este nombre. Y conforme va pasando el tiempo y se van sucediendo las generaciones, se incrementa el número de personas que desconoce esa parte de la historia de San Gonzalo. Por eso hoy queremos refrescarla, para mantener vivas sus raíces.

Con la ayuda del Patronato de Casas Baratas, la familia León levanta en 1930 en  Triana el Barrio León. El 26 de abril de 1942, en pleno corazón del nuevo barrio, se crea la iglesia parroquial de San Gonzalo, segregada de Santa Ana y La O. Allí inicia su andadura la hermandad más joven de Triana.

Durante aquellos primeros años, la cofradía tuvo como protector al general Gonzalo Queipo de Llano, que presidió en varias ocasiones la Estación de Penitencia. Primero republicano, el citado Queipo de Llano pasó a formar parte del bando franquista y a ser una figura clave del golpismo en Sevilla. De hecho fue él mismo quien lideró en julio de 1936 la toma de Triana, arrabal con una notable resistencia obrera republicana, cuando se produjeron algunos de los episodios más bélicos de la Guerra Civil en la ciudad hispalense.

Además, fue impulsor de la construcción del Barrio León y, cómo no, de su parroquia. Así, en memoria de Queipo de Llano, se usó el nombre del santo portugués Beato Gonzalo de Amarante, que nació en el siglo XII y fue beatificado por el papa Pío IV en el siglo XVI, para denominar a la nueva hermandad trianera. El santo portugués procedía de una familia noble y con catorce años peregrinó a Roma y Palestina. El final de su vida lo pasó en Amarante, donde se dedicó a la evangelización.

J.F.M.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
X