Actualidad Personajes

Triana amanece de luto, fallece Paquita Rico

Imagen: RTVA.

Nacida en la calle Pelay Correa, la folclórica Francisca Rico Martínez falleció ayer, domingo 9 de julio a las 19:40 horas, a la edad de 87 años, en el propio barrio donde vino el mundo. Concretamente, en el Hospital Infanta Luisa de la calle San Jacinto. Una trianera ilustre, cuyo legado os detallamos a continuación.

La cantante y actriz que, entre otros, recibía el apodo de “La Trianera de Bronce”, ya quedó inmortalizada en Triana con un azulejo conmemorativo en el número 8 de la calle Fabié durante la alcaldía de Alfredo Sánchez Monteseirín. Y es que a esta emblemática calle de la Cava de los Gitanos (aunque algunos puristas limiten dicha zona a un tramo de Pagés del Corro) se mudó Paquita Rico muy joven junto a su familia.

Placa-Paquita-Rico

Imagen: Del cuplé a la revista.

Arrancó su experiencia en el mundillo del arte en la trianera calle Betis, en la sala Manigua, espacio que en la década de los 40 competía con el Teatro Prado Cinema en las calurosas noches de verano. El descubridor de Paquita Rico fue Florián Rey, quien dirigió su primera película, Brindis a Manolete (1948), que se rodó un año después de la muerte del torero y supuso un trampolín para su carrera cinematográfica.

En su prolífica carrera profesional destacó su participación en el film ¿Dónde vas, Alfonso XII? (1958), donde quizás alcanzó la cima de su popularidad. Se trata de un melodrama dirigido por el argentino Luis César Amadori en el que interpretó a la reina María de las Mercedes de Orléans y Borbón, primera esposa del monarca, a quien encarnó Vicente Parra, que falleció prematuramente.

Otras obras a destacar en las que estuvo presente Paquita Rico fueron Malvaloca (1954), Luna de Sangre (1952) o Debla, la virgen gitana (1951), con la que llegó al Festival de Cannes. Por supuesto, es preciso resaltar El balcón de la luna (1960) de Luis Saslavsky, cuando compartió cartel con figuras y amigas suyas de la talla de Carmen Sevilla o Lola Flores, de cuya hija, Lolita, fue posteriormente madrina. También participó en algunos programas radiofónicos.

Perteneciente a una interminable y memorable estirpe de artistas y folclóricas de Triana, Paquita Rico era una devota de la Esperanza de Triana que pasará, de ahora en adelante, a ser una leyenda y, en Triana al día, como medio de comunicación del barrio, se antoja inevitable hacer especial hincapié en su película Suspiros de Triana (1955).

Dirigido por Ramón Torrado, consistió en un musical en cuyo reparto figuraron Antonio Riquelme, César Torrado, Ángel Sampedro, Juan Calvo o Matilde Artero.

La causa del deceso ha sido natural, teniendo en cuenta la avanzada edad de la artista y lo que ello supone. Su entierro se celebrará en la mañana de hoy o, posiblemente la del martes, en el cementerio de San Fernando. Los actos relacionados con su despedida se llevarán a cabo con la característica y razonable intimidad que han caracterizado la vida de la artista.

Javier Fernández Maeso

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
X